Nuestra Fe

La Biblia es la palabra inspirada por Dios. Y no hay más palabra inspirada. Aceptamos que es infalible, y es la guía en todos los asuntos de la vida y doctrina (cita a considerar 2Timoteo 3:16 y 2Pedro 1:21). La Trinidad: hay una eterna sublime entidad de tres personas: Padre, el Hijo, el Espíritu Santo; son iguales en atributos y naturaleza. • El Padre envía al Hijo (cita: San Juan 16:28) • El Hijo es la palabra encarnada (citas: San Juan 1, 14 y 1Timoteo 3:16) • El Espíritu procede del Padre y del Hijo (cita San Juan 15:26). • La Trinidad es la manifestación del único y absoluto Dios. No hay tres dioses, sino uno en tres personas La salvación es por gracia: pertenece a Jehová (cita Apocalipsis 7:10). Dios la otorga gratis a todo el que cree y recibe a Cristo. La salvación es el nuevo nacimiento (citas Efesios 2:8, San Juan 3:18 y San Juan 1:12-13). Dios preserva y perfecciona a todo el que es nacido del Espíritu, y el que es de Cristo vence al mundo (cita 1Juan 5:4) La predestinación: es la manifestación de la absoluta autoridad del Todopoderoso, Adonaí. Y no hay sabiduría, ni inteligencia, ni consejo humano para clasificar que Dios predestina a ciertas criaturas para destrucción (no lo dice la Biblia. Dios no quiere que ninguno se pierda San Juan 3:16 Cielo e infierno lugar para el alma, ambos son eternos: El pecador que acepta a Cristo no se condena (cita Romanos 8:1-2). Tanto el cielo como el infierno son reales, Jesús hace diferencia entre ovejas y cabritos. Unos son bendecidos, mientras otros son maldecidos en el fuego eterno, o lago de fuego (cita San Mateo 25:41 y Apocalipsis 20:15) El hombre: Desobedeció a Dios y murió espiritualmente (Cita Génesis 2:16-17) y quedo destituido, pero Cristo vino a rescatarlo dando su vida. El hombre de por si no busca a Dios (cita Romanos 3:10-11 y 23), pero es un agente responsable de sus actos; para dar cuenta a Dios por todo lo que haga (cita Romanos 14:12) Sacerdocio de los creyentes: (1Pedro 2:9) Nadie vive para sí (cita Romanos 14:8), la regeneración coloca al hombre en la responsabilidad de ser un ministro de la más alta autoridad. Y la misión es ser sacerdotes para ser la luz del mundo. Un anunciador del programa de Dios que es predicar el evangelio puro. Somos la luz del mundo: (San Mateo 5:14-16) El cristiano es lo que Jesús dijo. El verdadero creyente no se conforma con el mundo, tampoco se separa del mundo. Pero todo el tiempo da testimonio de Jesús como la luz del mundo y resplandece en medio de la sociedad con la doctrina del Señor Jesucristo.

 

Copyright 2017 Iglesia Del Evangelio Completo Alfa & Omega / 1605 Veirs Mill Road, Rockville, MD 20851